Gracias a la colaboración de Ayuntamiento y vecinos de la localidad, tras perderse en los años sesenta, se ha recuperado completamente la fiesta de “La Diabla”, de Valderde de Leganés, prueba de ello es que se ha celebrado durante los últimos 12 años, ganando seguidores y público, lo que ha sido premiado con la distinción de Fiesta de Interés Turístico Regional.

La fiesta de “La Diabla” se realizará este fin de semana, del 14 al 16 de agosto, aunque el día grande será el sábado, día 15, donde destaca entre toda su programación la representación teatral “La fuga de la diabla”, donde intervendrán 400 vecinos de la localidad.

Esta fiesta tiene su origen en el siglo XV y consiste en una lucha entre el bien y el mal. El bien está representado por San Bartolomé, y el mal, por la Diabla, que se escapa de su encierro en los calabozos de la torre de la iglesia de San Bartolomé y hace un recorrido a oscuras por las calle del pueblo acompañada por su ejército de diablillas para extender el mal entre los habitantes utilizando el fuego. Los vecinos de este pueblo pacense se visten con ropas oscuras y se tapan el rostro con una máscara de calavera para asustar a los visitantes y a sus propios amigos.