Ayer estuve en Cáceres capital y pude observar cómo había cambiado su Plaza Mayor desde mi época de estudiante universitario. Todo lo que eran pubs, ahora son restaurantes. Y los camareros de estos  locales “luchan” entre ellos por conseguir como clientes a los turistas que pasean por la hermosa Plaza Mayor cacereña.

Nosotros mismos fuimos “presa” de una de estas camareras pero, por suerte, o por azar, acertamos y cenamos muy bien y barato.

Nos sentamos en la terrada de la tapería-restaurante “La Minerva” donde, después de ver su cara, nos decantamos por pedir su menú degustación de tapas, puesto que el camarero “comercial” nos dijo que podríamos comer los dos con el mismo, y así fue.

El menú degustación de tapas de la tapería-restaurante “La Minerva” de Cáceres está exquisito y tiene un precio inmejorable: 15 euros.

Este menú se compone de las siguientes tapas:

– Ensaladita de hojas tiernas y germinados con queso de cabra marinado en aceite de regaliz, manzana traslúcida y pimientos asados al carbón.
– Nuestras patatas bravas, que son patatas asadas, exquisitas, que van acompañadas de una salsa, que pica un poco porque llevan pimentón de la Vera picante.
– Calamar rizado con hongos, sopa de su tinta y salteado de nueces y ajetes.
– Carrillera ibérica guisada con PX, crema de coliflor  y picada de avellanas tostadas.

De las cuatro tapas, quitando la ensalada, no sabría cuál recomendaros porque están todas exquisitas. La que más llena, lógicamente, son las patatas bravas, el calamar es la más pequeña, pero sorprende por su textura, y la carrillera se deshace en la boca.

Eso sí, os aviso que las bebidas no son baratas, la copa de vino blanco dos euros y un refresco 2,50€, pero, a pesar de esto, os recomiendo, sin duda, comer en este restaurante en vuestra visita-viaje a la ciudad monumental de Cáceres.

Nosotros repetiremos cuando regresemos, con tiempo, a la Plaza Mayor de Cáceres.