Extremadura, como el resto de Comunidades Autónomas, está perdiendo población debido a la crisis económica. La población de Extremadura en el año 2013 fue de 1.099.632 personas, la cifra oficial más baja desde el año 2008, al perder 4.373 habitantes. Por provincias, Badajoz perdió 2.800 personas, mientras que Cáceres sólo 1.572. La provincia de Badajoz cerró 2013 con un total de 690.929 habitantes, más poblada que la provincia de Cáceres (408.703 habitantes). Los extranjeros fueron los que más abandonaron nuestra Comunidad Autónoma, concretamente un 10%, bajando su población hasta las 37.716 personas. Viendo las estadísticas, a los extremeños no nos gusta salir fuera de la región a buscar trabajo puesto que el 85% de los habitantes extremeños viven en la misma zona donde nacieron. La región de Extremadura, para lo extensa que es, tiene poca población y mientras no consigue atraer grandes fábricas e industrias que generen puestos de trabajo, algo que deberían de mover nuestros representantes políticos, esto seguirá así durante décadas y décadas.