El cava extremeño se benefició hace unos años del boicot al cava catalán, lo cual le permitió darse a conocer a muchos clientes que, muy satisfechos con el espumoso extremeño, ha seguido comprándolo desde entonces.

Prueba de ello es que estas Navidades esperan venderse 3,5 millones de botellas de cava extremeño con denominación de origen.

Por ejemplo, el cava Vía de la Plata ha pasado de vender 90.000 botellas en el año 2000 a esperar vender esta campaña un total de 430.000 botellas.

Todas las bodegas de cava extremeño se encuentran en la localidad pacense de Almendralejo y son Vía de la Plata, Bodegas López Morenas (cava Bonaval), Cava Romale y el cava Puerta Palma de Bodegas Marcelino Díaz.

Además, hay que destacar que todas estas bodegas destinan una gran parte de su producción a la exportación a países tan lejanos como Japón y Estados Unidos, lo que está provocando que, poco a poco, vayan aumentando su producción al tener más clientes y al tener todos sus productos vendidos.