La mayoría de las personas, que no son de nuestra región, se piensan que las tortas del Casar y de la Serena son iguales pero, como sabemos los extremeños, esto no es así y hay grandes diferencias. Te las explicamos:

La torta de la Serena, se elabora con leche cruda y entera de oveja merina alimentada en la zona de los pastizales de La Serena, ubicados al noroeste de la provincia de Badajoz. Se elabora de forma tradicional, al igual que la torta del Casar, y tiene un sabor ligeramente amargo, poco salado, poco ácido y muy graso, con un regusto picante y persistente al paladar. Dependiendo del tiempo de maduración, la cremosidad es de una u otra forma.

La torta del Casar, más conocida a nivel nacional e internacinal que la de la Serena, se elabora con leche de oveja merina y churra de la comarca del Casar. La torta del Casar suele presentar una textura más líquida que la de Serena y presenta un olor más fuerte que ésta.

Lo que está claro que estos dos quesos están deliciosos y son ideales en invierno para untarlos en una base de pan crujiente recién sacado del horno o del tostador. Dos quesos que debéis probar alguna vez en vuestra vida.