Si quieres saber dónde van a darse un chapuzón refrescante los placentinos en verano, aparte de en las piscinas de la ciudad, la respuesta es el Parque de la Isla de Plasencia, situado a unos minutos del centro y que debe su nombre a que el río Jerte y el llamado río “chico” forman una isla en su paso por este punto de la localidad placentina.

En verano sus dos piscinas naturales están llenas y, además, en el Parque de la Isla se pueden hacer numerosas actividades deportivas y de ocio, incluso tiene un campo de fútbol de tierra con vestuarios.

Sin embargo, no todo es positivo porque, como los propios placentinos se quejan, el Parque de la Isla no tiene ni socorrista ni vigilancia. Además, la limpieza del lugar deja bastante que desear, sobre todo los baños públicos y los excrementos de los animales domésticos.

Os dejo con un video del Parque de la Isla de Plasencia para que podáis ver todas sus infraestructuras en imágenes en movimiento: