Como todos sabéis Extremadura es una región que no tiene mar, pero no por eso le faltan zonas estupendas para el baño cuando llega el verano, incluso cuenta con una bandera azul, la que disfruta desde hace varios años consecutivos el Pantano de Orellana. Por este motivo, durante el verano esta playa está llena de bañistas toda la temporada.

Otras zonas muy conocidas para paliar el asfixiante estío en nuestra región son las gargantas del Jerte y la Vera, sus aguas frías os quitarán el calor para todo el día.

La garganta de Cuartos en Losar de La Vera también os la recomendamos y la garganta de Minchones en Madrigal de La Vera.

En Mérida, capital de Extremadura, no os podéis ir sin daros un baño refrescante en el lago de Proserpina, más conocido popularmente como “la charca”, de origen romano y del cual se abastecían de agua los romanos en Emérita Augusta. Además, está llena de chiringuitos donde tomar un buen vino con limón y una buena comida.