Después de 6 años cerrada por mantenimiento, la Cueva de Castañar de Ibor, declarada Monumento Natural en el año 1997, se volverá a abrir al público para que éste pueda disfrutar de su belleza, de sus cristalizaciones de calcita y aragonito, y de los lagos subterráneos escalonados.

Durante este 2014 sólo podrán visitarla 350 personas en grupos de 5 personas y sólo estará abierta al público hasta el mes de septiembre.

La visita se hará en grupo de máximo 5 personas, será con guía y tendrá una duración máxima de 50 minutos. El precio será de 20 euros, importe que servirá para ayudar con el mantenimineto de la Cueva de Castañar de Ibor.