A diferencia de en otras ciudades extremeñas o del resto del país. en Mérida no merece la pena coger el tren turístico porque los principales monumentos de la ciudad están en un mismo sitio (Teatro, Anfiteatro y Museo) y a otros no se puede tener acceso por estar en calles peatonales como el foro romano o el Templo de Diana. Además, ni siquiera pasa por el Arco Trajano, imagino que será por no cortar demasiado el tráfico en el centro de la ciudad.

Aunque el viaje en el tren turístico de Mérida dura unos 20 minutos, no muestra prácticamente ningún monumento de la ciudad monumental, sólo pasa muy de lejos por el Acueducto de San Lázaro, prácticamente no se ve, y más tarde también pasa por el Acueducto de Los Milagros, Puente de hierro, Puente Lusitania, Morerías y Puente Romano.

Las tarifas del tren turístico de Mérida son las siguientes:

– Adultos: 4 euros.
– Niños de 2 a 12 años: 2 euros.
– Estudiantes: 3,50 euros.
– Jubilados: 3,50 euros.
– Grupos: 3,50 euros.