Uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Olivenza es, sin duda, la Iglesia Santa María Magdalena de Olivenza, edificio del siglo XVI, considerado Mejor Rincón de España en 2012.

La Iglesia Santa María Magdalena de Olivenza fue mandada construir para servir como digno templo del lugar de residencia de los obispos de Ceuta. De estilo manuelino, considerada una de las mejoras obras portuguesas de este estilo, en su exterior destacan falsas almenas, pináculos, gárgolas, puertas laterales y la puerta principal -con una portada añadida-, atribuida a Nicolás de Chanterenne.

Su interior está dividido en tres naves por ocho formidables columnas torsas que parecen evocar los calabrotes de un navío. Se desconoce quién es el autor del interior de esta Iglesia porque hay tres nombres que se disputan tal obra: el francés Boytac, y tal vez Diego o Francisco de Arruda.

También destacan sus retablos de talla dorada del XVIII, retablos neoclásicos en mármol de colores y azulejería historiada.

Los retablos de las naves laterales, ocho en total, se pueden dividir en dos grupos:

A.- Retablos en madera (tallada dorada), que, a su vez, son cinco:

-Retablo del Cristo de la Piedad, también llamado del Señor Jesús, situado en la capilla del Evangelio.

-Retablo de Nuestra Señora de la Concepción, en la capilla de la Epístola.

-Retablo de San Pedro, en la nave del Evangelio.

-Retablo de Santa Lucía, en la nave del Evangelio

-Retablo de San José en la nave central.gárgolas

B.- Retablos realizados en Mármol, que suman tres:

-Él del Señor de los Pasos, en la nave de la Epístola.

-Él retablo de la Animas, en la nave de la Epístola.

-El retablo dedicado hoy a San Juan Macías, en la nave del Evangelio.

Vía: Alextur