El convento de La Parra, transformado en una Hospedería de 3 estrellas hace unos años, está ubicado en la pequeña localidad pacense La Parra y es, sin duda, su monumento más importante, tanto que acaba de ser declarado monumento de interés cultural.

El edificio actualmente conserva prácticamente su estructura original. Está construido en su mayor parte mediante muros de carga, pilares, bóvedas de arista y de cañón, viguería de madera o de materiales contemporáneos en las zonas mas reformadas, y cubierta de teja curva. El material de construcción es, principalmente, mampostería y ladrillo.

Entre sus elementos más destacables se encuentra la portada adintelada de piedra, la iglesia o capilla del Santísimo Cristo de las Misericordias y San Juan Bautista, con su coro, el claustro, la sala capitular, el refectorio o la crujía de las celdas.

Otros elementos de interés patrimonial bien conservados son el torno original, carpinterías, solados o rejas. También se pueden apreciar molduras y algunos restos de pinturas murales.

Su iglesia cuenta con tres retablos, aunque ninguno conserva imágenes o pinturas originales.