En nuestro viaje a Plasencia (Cáceres) no podemos dejar de visitar sus dos catedrales, la nueva y la vieja (curiosamente están las dos unidas), sus murallas medievales, su acueducto, Palacio Episcobal, sus Iglesias, ermitas y conventos.

Por este motivo, como hay muchos monumentos que ver y están a varios kilómetros de distancia, si tenéis poco tiempo, lo mejor es coger el tren turístico desde la Plaza Mayor de Plasencia. Eso sí, sus dos catedrales habrá que verlas detenidamente por dentro.

El horario de visita de la catedral de Plasencia es de lunes a sábado de 9:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas. Los domingos y festivos de 9:00 a 13:00 horas.

El precio de la entrada a la Catedral Nueva y Vieja de Plasencia es de 1,50 euros.

Por último, os recomiendo hacer alguna parada en algún bar del centro para degustar algún producto típico de la zona.