La localidad de Trujillo es una visita ineludible en nuestro viaje a Extremadura, además al estar todos monumentos en apenas un kilómetro de distancia se puede ver perfectamente en una mañana o en una tarde.

De Trujillo no te puedes ir sin ver:

– Su Plaza Mayor, donde encuentra la famosa estatua ecuestre de Francisco Pizarro.
– El castillo de Trujillo, que es una fortaleza construida entre el siglo IX y el siglo XII y está situada en la parte más alta de la ciudad. Además, desde el mismo tendrás unas vistas impresionantes de Trujillo.

Luego, a continuación, también puedes ver los siguientes monumentos religiosos:

– Iglesia de Santiago.
– Iglesia de Santa María la Mayor.
– Iglesia y convento de San Francisco.
– Iglesia de San Martín.
– Convento de San Francisco el Real.
– Convento de Santa Clara.
– Iglesia y convento de San Antonio.
– Iglesia y convento de San Miguel.
– Convento e iglesia de la Merced.
– Iglesia y convento de la Encarnación.
– Iglesia y hospital de la Caridad.
– Iglesia de Santo Domingo.
– Ermita de San Lázaro.

Y Palacios:

– Palacio de la Conquista.
– Palacio de los Marqueses de la Conquista.
– Palacio de los Orellana-Pizarro.
– Palacio de los Duques de San Carlos.
– Palacio del Marquesado de Piedras Albas.
– Casa fuerte de los Altamirano.
– Palacio de Chaves (Luis de Chaves el Viejo).
– Palacio de Lorenzana.
– Casa fuerte de los Escobar.
– Casa de los Chaves.
– Casa de la Cadena.
– Palacio de Santa Marta.
– Casa del Peso Real.
– Palacio de los Barrantes-Cervantes.
– Palacio de Juan Pizarro Aragón.
– Palacio municipal o alhóndiga.

Y los siguientes Museos de Trujillo:

– Casa-museo de Pizarro.
– Museo de la Coria (fundación Javier de Salas).
– Casa-museo de Pizarro.
– Museo del Traje de Enríque Elías.
– Museo del Queso y del Vino.

Os recomiendo comenzar la visita a Trujillo desde su Plaza Mayor y, luego, conforme vayamos subiendo hasta el Castillo podremos ir viendo las principales Iglesias y Palacios medievales.

Fuente: Wikipedia