Ahora que el Parador de Guadalupe aparece mucho en las noticias regionales debido al ERE al que se enfrentarán sus empleados, aprovechamos para recordaros que este Parador se erige sobre el antiguo Palacio del Marqués de la Romana del siglo XVI.

El Parador está en pleno centro de Guadalupe muy cerca del Monasterio de Guadalupe por lo que aconsejamos también visitarlo y tomar un café en sus instalaciones porque, a pesar del sobreprecio del café, merece la pena tomar y descansar un poco de nuestro viaje de Guadalupe en su histórico Parador.

El precio por habitación doble en el Parador de Guadalupe ronda una media de 120 euros, aunque podemos encontrar precios mucho más económicos en temporada baja o aprovechando algunas de sus ofertas puntuales.

Este Parador cuenta con tres salones (Guadalupe, Altamira, Mirabel), con diferentes capacidades, donde podremos realizar desde una reunión empresarial a un bautizo o una boda.

Entre sus extras incluye una preciosa piscina exterior, ideal para refrescarse del sofocante calor que hace verano en esta localidad cacereña.

En su restaurante podremos degustar algunos platos típicos de la tierra como Bacalao monacal, ajo blanco extremeño, pollo a lo Padre Pedro, migas extremeñas, embutidos ibéricos, caldereta de cordero, pudín de castañas, muégano de Guadalupe, etc.