Uno de los bares clásicos de la ciudad de Mérida es el Bar “El Retiro”, que abrió sus puertas allá por el año 1967, siempre ha sido conocido por sus bocadillos de calamares y raciones de “pescaíto” frito.

El Bar “El Retiro” está situado en la calle Diocles, Nº3, en la parte de atrás de los antiguos Multicines (ahora reconvertido en un gimnasio).

El precio de sus bocadillos de calamares, rejos, queso, jamón o lomo es de 3,50 euros y un montaíto de lomo cuesta 2 euros.

El precio de las raciones de pescaíto, calamares, rejos, carne con tomate, callos, queso o jamón es de 7 euros; el de los chocos, gambas o cazón es de 8 euros; y el de la fritura mixta de 12 euros.

Además, ahora como novedad, también ofrecen servicio a domicilio de lunes a jueves de 20:00 a 23:00 horas y los domingos de 20:00 a 23:00 horas al teléfono 924 31 78 02.